quiere algo sostenible

El abrazo a la laguna: Conga en el imaginario político*

Publicado: 2011-12-26

Con fotos de Paolo Aguilar

Dicen que las imágenes hablan y es cierto. Las imágenes pueden transmitir rápida y masivamente sentidos y significados complejos y por ello muchas veces capturan nuestra imaginación y emociones. Viajan más rápido que el texto y dicen muchas cosas a la vez en un lenguaje propio que tiene más llegada que cualquier lingua franca. Por eso es tan importante ahora el control de la circulación de imágenes. Porque ellas informan poderosamente nuestra opinión y son potenciales movilizadores para la acción.

Pienso, por ejemplo, que la imagen que queda del conflicto en Bagua es la del enfrentamiento entre organizaciones amazónicas y policías en medio de una carretera llena de humo en la que se cruzaron lanzas y balas. Bagua es choque frontal, violencia, muerte y carretera de penetración. ¿Y cuál es es la imagen que queda de Conga en nuestro imaginario? ¿Qué significa y qué representa Conga en la opinión pública? Imposible que Conga signifique una sola cosa para todos, y sin embargo, hay algunas imágenes que se van posicionando como símbolo del conflicto.

Hay una imagen que ha circulado ampliamente y que para mí sintetiza poderosamente la lucha en Cajamarca. Creo que va camino a convertirse en la imagen emblemática de Conga. Yo la llamo “el abrazo a la laguna”.

Miles de cajamarquinos, hombres y mujeres con sus característicos sombreros, deliberan frente a la laguna El Perol, inmensa y bella, protegida por los cerros pero también por las comunidades. La gente rodea la laguna como si quisiera abrazarla, formando un círculo interior que casi la imita mientras se habla, se toman acuerdos y se ocupa masivamente el amplio espacio delante de ella para hacernos ver de frente todo aquello que corre peligro de desaparecer.

Han venido desde lejos, atravesando los cerros.

Llegaron a pie y a caballo,  también en camiones, en una larga marcha por las alturas.

Y son miles, varios miles que se movilizan y actúan juntos porque en lo de la defensa de la laguna están de acuerdo. La protesta en El Perol es algo que así nomás no vemos, acostumbrados como estamos a que las marchas sean fenómenos urbanos y de plazas.

Traen sus banderas para informarnos sobre su procedencia pero también sobre su pertenencia. Ahí está la bandera peruana reapropiada desde Cajamarca, más específicamente Patahuasi, con su propio escudo y sus propias demandas. Son peruanos y peruanas de Patahuasi, que es y no es lo mismo que ser peruanos y peruanas de San Isidro – Lima, por ejemplo. Iguales y diferentes. Mismos derechos ciudadanos, distinta visión de los nudos del problema.

Y por todos lados, tanto como los varones, las mujeres. Aguerridas, decididas y juguetonas; jóvenes y de respetable edad; palo en mano, puño en alto; consigna, lema y broma  a voz en cuello.

Muchas mujeres son lideresas en Cajamarca. Han sido y son ronderas, saben comandar y mandar, saben luchar y defender. No es que se trate de un paraíso de igualdad, pero las fotos dejan en claro que las mujeres le entran fuerte también a la protesta.

Y claro que la protesta tiene también de cotidianeidad y de gozo. Es vital. Porque la laguna es vida y está viva. Porque de la laguna también depende la vida.

‎La protesta campesina por el proyecto minero Conga es bastante más que la lucha por el agua, de la misma manera que la propia laguna es mucho más que sólo agua. Es un reclamo organizado, masivo y pacífico, de respeto por el territorio y la autonomía que otorga la ciudadanía desde una realidad particular y poco reconocida en las ciudades y en los espacios desde los que se busca formar opinión y se toman decisiones. Más allá de la protesta urbana, de los titulares de la prensa, o las clásicas consignas de los que en uno y otro bando asumen la representación de quienes conviven con la laguna, están las imágenes de la protesta en El Perol. Imágenes que rompen con nuestro estereotipo de conflicto y protesta y nos obligan a considerar todos los temas que atraviesan el conflicto Conga desde otro punto de vista. ¿Serán estas las imágenes que más adelante simbolicen Conga en nuestro imaginario?

* Muchas gracias Elsa Estremadoyro por darle viada a este proyecto.


Escrito por

Carmen Ilizarbe

Me gusta pensar en las intersecciones que hay entre política y cultura, y sus muchas ramificaciones.


Publicado en

Por las ramas

Un blog de Carmen Ilizarbe