no le saca la vuelta a la ley

imagen tomada de elcomercio.pe

El factor calle

Publicado: 2016-04-05

Hoy cinco de abril se desarrollará una protesta nacional contra la candidatura de Keiko Fujimori (KF) a la Presidencia de la República. Previsiblemente será multitudinaria, con miles y miles de personas en 20 ciudades del país entre las que se cuentan Iquitos, Chiclayo, Trujillo, Piura, Cusco, Cajamarca, Huancayo, Ayacucho, Huancavelica, Abancay, Puno, Huánuco, llo y Lima, entre otras. Más aun, la protesta tendrá réplicas internacionales en ciudades como Nueva York, Madrid, Washington DC, Rio de Janeiro, Milán y Buenos Aires.

Esta gran protesta no es un inicio sino un momento culminante pues se apoya en un conjunto diverso de acciones anteriores: protestas en Cusco, Cajamarca, Arequipa, Huancayo, Tacna y Lima; performances públicas de Lavado de Banderas en Chimbote o de Huellas que Piden Democracia en Lima; campañas como Somos 2074 y Muchas más; spots audiovisuales, memes, elaboración individual y colectiva de gráfica de protesta, Semanas de la Memoria, etc.

La marcha de hoy es un momento de articulación política muy similar al de la Marcha de los Cuatro Suyos organizada en el año 2000, notablemente porque es una expresión popular de rechazo frontal al fujimorismo. Sin embargo hay importantes diferencias que vale la pena señalar rápidamente: el contexto político no es el de la inminente continuidad de un gobierno que en el 2000 se reconvertía en dictadura; la protesta no se articula hoy alrededor del liderazgo de una candidatura electoral; más bien afirma el liderazgo de nuevas generaciones con nuevos lenguajes, demandas y formas de intervención política. Ciertamente, no hemos vuelto al pasado aunque haya un claro vínculo entre la lucha antifujimorista de entonces y la de ahora.

Como he planteado anteriormente aquí este proceso electoral se juega en tres escenarios distintos que nos remiten a actores, dinámicas, estrategias y agendas diferentes. El escenario institucional y el escenario mediático se han revelado como tableros inclinados a favor de la candidatura de KF. La calle ha sido más bien un espacio contencioso que se ha ido afirmando progresivamente y hoy se inclina en la dirección opuesta, tratando de hacer contrapeso al poder hegemónico. Pero, ¿qué expresa la calle y qué puede aportar a este proceso electoral?

En primer lugar, la calle expresa la fuerza del antifujimorismo a través de un rechazo espontáneo y estentóreo que levanta argumentos que se invisibilizan o ningunean en las otras dos arenas electorales. La calle ha venido respondiendo directamente al mensaje central de KF en la campaña del 2016: que ella representa a un fujimorismo renovado y profesionalizado, consciente de la importancia de no repetir los “errores” del pasado. Este discurso fue inaugurado públicamente en un escenario de lujo frente a un auditorio académico liderado por el politólogo Steven Levitsky quien presentó a la candidata en términos sumamente elogiosos (“Keiko Fujimori may have entered politics ten years ago to defend her father, but she has now clearly established herself as a formidable politician in her own right”) resaltando su lugar privilegiado en las encuestas que en ese momento le daban 20% de ventaja sobre cualquier otra candidatura. Aunque Levitsky caracterizó como una autocracia al gobierno de Alberto Fujimori y recordó que él mismo se opuso a la candidatura de Keiko Fujimori en el 2011 (con la célebre frase “se puede tener dudas de Humala pero de Keiko tenemos pruebas”), se esforzó también en argumentar que KF había aprendido algunas lecciones clave y había trabajado duro para lograr algo -según él- histórico, que ni siquiera el padre pudo alcanzar: la formación de un partido político más fuerte incluso que el APRA. Dejando de lado la importante discusión sobre qué entendemos por "partido político" aquí, llama poderosamente la atención que solo cinco años después las certezas de Levitsky se transformaran en dudas, y sus cuestionamientos de fondo en tímidas preguntas sobre el distanciamiento con el fujimorismo albertista y la adhesión a la democracia liberal.

Este discurso legitimador, que ha tenido amplia difusión en la arena mediática, ha sido rechazado desde la calle con argumentos que llaman la atención sobre las cuentas pendientes de la propia KF con la justicia peruana (no puede explicar como financió sus estudios, ni como financia sus gastos actuales, ni sus gastos de campaña, ni los vínculos de miembros de su familia directa con el narcotráfico), su pobre récord como congresista de la República, o su insistente negacionismo de los crímenes del fujmorismo.

Así, en la calle el antifujimorismo levanta y difunde argumentos que son consistentemente silenciados en las arenas institucional y mediática. A través de la presentación reiterada de estos planteamientos -en formatos y lenguajes diversos, y en espacios físicos y virtuales que alcanzan el nivel nacional- se ha ido formando un escenario no institucional para la participación política ciudadana. Esa participación no es sin embargo la de un “pueblo” unificado por la ideología sino la de un sujeto colectivo que no pierde su carácter plural, articulándose para la resistencia contra-hegemónica en defensa de la democracia.

Lideran este espacio nuevas generaciones de peruanas y peruanos jóvenes no partidarizados, que no vivieron directamente el fujimorismo de los 90 pero afirman ser “las hijas de las campesinas que no pudiste esterilizar”. Conocen la historia política y se ejercitan en la remembranza y la investigación, reinscribiendo en el presente sucesos del pasado reciente que en la arena mediática han sido acallados y en la arena institucional enterrados. Recurren al humor y al arte constantemente, y utilizan la tecnología para organizarse. Tienen agenda y estrategias propias. Intentan ser horizontales y no personalistas pero no siempre logran cohesión, sostenibilidad o el impacto que buscan. Puede decirse que son herederas y herederos de las grandes movilizaciones del 2000, pero también que se han venido fogueando en varios momentos de lucha y resistencia alrededor de temas diversos: en apoyo de los pueblos indígenas el 2009 bajo el lema “Yo soy Bagua”; en defensa del agua en la Marcha Nacional del Agua el 2012; contra la “repartija” en el 2013; contra los paquetazos ambientales y la ley de recorte de derechos laborales a los jóvenes (la “Ley pulpín”) en el 2014; en defensa de los derechos de las mujeres y LGBTIQs.

Hoy la política de la calle apunta a resignificar una efeméride que hasta ahora no mereció condena en los tribunales ni en los medios de comunicación, pero que ha sobrevivido más de dos décadas como el símbolo de un régimen político autoritario que instituyó verticalmente y a rajatabla el neoliberalismo económico. El fujimorismo lo sabe; por eso su candidata cerró hace solo dos días su intervención en el debate televisivo hablándole a la calle: "nunca más un cinco de abril" dijo, intentando apaciguar los ánimos de miles y miles que hoy marcharán en varias ciudades del país y el extranjero contra su candidatura. 

El factor calle ha sido veladamente aludido por el fujimorismo en una de las tribunas más importantes del escenario mediático, y eso es un claro indicador de la fuerza que ya tiene. La marcha de hoy, previsiblemente va a ser multitudinaria. Queda ver su extensión, su capacidad de articulación, sus protagonistas, su impacto (y silenciamiento) mediático, su agenda, sus discursos y también, por cierto, sus límites. [CONTINUARÁ]


Links sobre protestas en las elecciones del 2016:

http://larepublica.pe/impresa/politica/757101-colectivos-de-todo-el-pais-se-alistan-para-la-movilizacion-del-5-de-abril

https://www.facebook.com/KEIKONOVA1/?fref=ts

http://radiorsd.pe/noticias/chimbote-realizan-lavado-de-banderas-para-recordar-el-autogolpe-de-alberto-fujimori 

http://www.expreso.com.pe/politica/protesta-contra-keiko-fujimori-en-tacna/

http://la-plaza.net/laplaza/huellas-piden-democracia/ 

https://grefperu.wordpress.com/somos-2074-y-muchas-mas/

http://larepublica.pe/impresa/politica/757221-lambayecanos-se-alistan-para-gran-marcha-contra-el-fujimorismo 

http://larepublica.pe/politica/757374-peruanos-en-madrid-organizan-vigilia-para-recordar-autogolpe-del-5-de-abril 

http://radiorsd.pe/noticias/chimbote-realizan-lavado-de-banderas-para-recordar-el-autogolpe-de-alberto-fujimori

http://la-plaza.net/laplaza/huellas-piden-democracia/ 

https://grefperu.wordpress.com/somos-2074-y-muchas-mas/


Links sobre protestas anteriores a las elecciones:

https://carmenilizarbe.lamula.pe/2012/02/20/importancia-significado-y-trascendencia-de-la-marcha-nacional-del-agua/carmenilizarbe/

https://carmenilizarbe.wordpress.com/2013/07/18/el-congreso-enajenado-y-la-privatizacion-de-la-politica/

https://carmenilizarbe.lamula.pe/2014/12/19/des-ciudadanizacion-y-falacias-del-neoliberalismo/carmenilizarbe/


Links relacionados a la Marcha de los Cuatro Suyos:

https://www.academia.edu/7151626/A_diez_a%C3%B1os_de_la_Marcha_de_los_Cuatro_Suyos_una_cr%C3%B3nica_personal

https://www.academia.edu/3776255/Lo_extraordinario_lo_diverso_y_una_pregunta_sobre_la_unidad_A_diez_a%C3%B1os_de_la_marcha_de_los_cuatro_suyos


Keiko Fujimori en Harvard:

https://www.youtube.com/watch?v=daK4l1PAqP0

https://www.youtube.com/watch?v=bMmvfXAtFtA


Acusaciones contra Keiko Fujimori:

https://redaccion.lamula.pe/2015/09/14/exclusivo-keiko-fujimori-nunca-fue-declarada-inocente-por-financiamiento-de-sus-estudios/lauragrados/

http://larepublica.pe/08-08-2010/keiko-fujimori-presento-17-proyectos-de-ley-y-cobro-un-millon-de-soles)


Steven Levitsky en la elección del 2011: 

https://www.youtube.com/watch?v=W67bEvmnBSU 

http://diario16.pe/noticia/4343-cara-y-sello-sobre-humala-y-fujimori



Escrito por

Carmen Ilizarbe

Me gusta pensar en las intersecciones que hay entre política y cultura, y sus muchas ramificaciones.


Publicado en

Por las ramas

Un blog de Carmen Ilizarbe